8 de marzo de 2021. Autismo en femenino.

#hazlasvisibles

Grunya Efimovna Sukhareva, la primera persona que describió el autismo era una mujer, aunque tal vez nunca hayas oído hablar de ella.

Esther, Lorena, Carmen, Sandra, Anita, Andrea, Lucía, Victoria, Aridia, Raquel, Isabel. No son solo nombres de mujer, son mujeres con autismo de carne y hueso, aquellas que estuvieron al principio y me enseñaron, inspiraron y motivaron para hacer lo que ahora hago.

Ana, Laura, Meme, Merche, Sofía, Mayte, Mónica, Verónica, Gema, Antonia, Margarita, Teresa, María, Cynthia… preciosos nombres de preciosas compañeras con las que aprendí, crecí y mejoré profesionalmente. Mujeres que hicieron de su profesión estilo de vida para acompañar, guiar y enseñar a otras mujeres (y también a muchos niños, jóvenes y hombres) con autismo.

Ángela, Charo, Paula, Inmaculada, Clara, Loli, Belén, son solo algunas de las cientos de madres que cada día construyen un mundo mejor para sus hijos e hijas, reclamando lo que les corresponde y poniéndolos delante de todos para hacerlos visibles y generar consciencia sobre sus necesidades y fortalezas.

La lista de nombres es tan grande como el número de mujeres, muchas de ellas compañeras actuales de camino, que trabajan duro para mejorar las oportunidades de niños y niñas, jóvenes, hombres y mujeres con TEA.

Hoy es el día de todas ellas, el día en el que se necesita hacer visible a la mujer con autismo, para que deje de ser transparente, para que pueda acceder al diagnóstico precoz, para que se tenga en cuenta su condición femenina en todos sus contextos de desarrollo, para que se conozcan los riesgos a los que se exponen, para que se creen servicios que les den respuesta…

Y también es el día para visibilizar y homenajear a todas las mujeres que trabajan en este ámbito, las que lo dan todo cada día en su puesto de trabajo, las que se preocupan por cada persona que pasa por sus manos, las que buscan los recursos más adecuados para cada una, las que se forman y actualizan, las que investigan, las que innovan, las que se preocupan cuando no consiguen lo que se proponen, cuando la sociedad pone trabas, las que se frustran cuando no se generan las oportunidades que se necesitan para avanzar.

Hoy también es el día de las madres, de las abuelas, las tías, las hermanas, las amigas de las personas con autismo. Las que piden, impulsan, reclaman, luchan, exponen, denuncian, consiguen. También las que derraman lágrimas, ríen a carcajadas, se enorgullecen de los logros y avances, acarician y curan con besos. Las que muchas veces arrastran más peso del que deberían y reciben menos apoyo del que merecen.

Por todas vosotras van estas líneas. Hoy es 8 de marzo y este es mi humilde reconocimiento a todas las mujeres con autismo, profesionales, familiares y amigas que habéis compartido conmigo parte del camino. Sigamos avanzando y consiguiendo todo aquello en lo que creemos. 

Saludos… y hasta dentro de unos días.

Mientras… unas imágenes extraídas de la Mesa de Mujeres y Autismo de AETAPI creadas con motivo del 8 de marzo de 2021.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies