Propuestas para trabajar la Función Declarativa

Como hemos comentado anteriormente en este blog, los alumnos y alumnas con TEA van a requerir una enseñanza específica de ciertas cuestiones que otros niños aprenden de forma espontánea. Uno de los aspectos en el que hay que hacer especial hincapié por su gran relevancia es en las funciones pragmáticas que han de ser enseñadas una por una y paso a paso.

Hoy voy a exponer algunas estrategias prácticas que pueden servirnos como ayuda para trabajar una de estas funciones, concretamente la función declarativa.

El primer paso para trabajar la función declarativa sería lograr la denominación, es decir, que el alumno/ a sea capaz de nombrar algo sin tener la intención de pedirlo. En esta fase podemos decir que vamos a aprender el nombre de las cosas (personas, objetos, acciones, cualidades…). Para trabajar la denominación partiremos siempre de los centros de interés de la persona y comenzaremos siempre con aquellas palabras que sean más conocidas para ampliar posteriormente.

Por lo general es conveniente comenzar con personas y objetos y dejar las cualidades y acciones para trabajar posteriormente. En esta etapa materiales como los encajables y las miniaturas van a resultar de gran utilidad para ampliar los campos semánticos.

Miniaturas de animales

Miniaturas de animales

Encajable

Encajables con léxico organizado por campos semánticos

Algunas consideraciones en esta etapa de cara a la introducción del vocabulario:

  • Objetos: Son más sencillos aquellos que forman parte de su entorno cercano y son de uso habitual o parte de sus centros de interés específicos. Más complejos los desconocidos y que no están a su alcance.
  • Personas: Reconocerán con más facilidad a su familia cercana, compañeros de clase, profesores y personajes de dibujos animados. Mostrarán más dificultades con las profesiones y los genéricos (ancianos, familiares…).
  • Acciones: El orden de complejidad asciende según sean acciones que el alumno realiza o acciones que ve hacer a otros. Del mismo modo las más abstractas y aquellas que hacen referencia a estados mentales (pensar, recordar) o anímicos (sonreír) van a ofrecer un mayor nivel de dificultad. Solemos enseñarlas en tercera persona singular para facilitar la elaboración de frases más complejas posteriormente.
  • Cualidades: Resultan más sencillas las que tienen entidad por sí mismas (colores) que las que requieren de comparación para establecerlas (igual – diferente).

Cuando los alumnos ya tienen un buen repertorio de léxico que incluya acciones y cualidades podemos plantearnos comenzar a hacer descripciones sencillas. Para ello podemos servirnos de las valiosas ayudas visuales que contribuirán a hacer las tareas más comprensibles para las personas con TEA. A continuación algunos ejemplos útiles:

Podemos realizar plantillas sencillas que tengan en un lado objetos conocidos por el alumno y en el otro cualidades. Esta será la referencia que el alumno tenga para describir. Tras mostrarle la plantilla le iremos presentando tarjetas en las que aparezcan esos objetos con diferentes atributos (por ejemplo coche amarillo, coche azul, bici verde…) para que el alumno fijándose en su plantilla pueda decir el objeto y la cualidad que lo define.

Ejemplo de plantilla con medios de transporte y colores.

Ejemplo de plantilla con medios de transporte y colores.

Del mismo modo podemos obrar con personas que realizan diferentes acciones. Para ello podemos usar fotografías de personas de su entorno (familia, profesores o compañeros) realizando diferentes actividades. Posteriormente podemos utilizar el material “Enséñame a Hablar” para generar estructuras iniciales de dos elementos (persona + verbo o también verbo + complemento)

Otras actividades para realizar descripciones más complejas pueden ser las siguientes:

Utilizar los personajes del juego “Quien es quien” que comparten una serie de características comunes para describirlos y elaborar una plantilla que permita a los alumnos realizar una descripción ordenada.

Ejemplo de plantilla para describir personajes del "Quien es quien".

Ejemplo de plantilla para describir personajes del "Quien es quien".

Personajes del "Quien es quien"

Personajes del "Quien es quien"

Emplear guiones de descripción que le proporcionen una guía para estructurar la información (de manera oral o escrita).

Ejemplo de guión para realizar descripciones.

Ejemplo de guión para realizar descripciones.

Para finalizar comentaré una estrategia que facilita la estructuración paulatina de las descripciones. Consiste en realizar preguntas que guíen al alumno para realizar la descripción que sean contestadas de una en una. Cuando tengamos todas las respuestas (puede ser por escrito en tarjetas, libreta o pizarra o puede ser con pictogramas o fotografías representativas) le ayudamos a ordenarlas y a “narrar” la información que nos ofrecen componiendo así una descripción. La ayuda de las preguntas se desvanecerá paulatinamente hasta que el alumno sea capaz de organizar la información por sí mismo.

Saludos y hasta dentro de unos días.

 

Bookmark : permalink.

2 reacciones a Propuestas para trabajar la Función Declarativa

  1. Inma Cardona dice:

    Genial Lucía, está muy bien explicado. Yo añadiría que conseguir la función declarativa en un niño con autismo es un buen predictivo. Por otra parte es muy necesario trabajar la narrativa en cualquier niño, mucho más si tiene algún tipo de diversidad, a veces con conseguir la demanda ya nos sentimos satisfechos y siempre hay que ir a por más. La narrativa va a mejorar su lenguaje y su pensamiento a todos los niveles. De verdad muy intersante, un saludo, Inma

  2. Pingback:Autismo y Cognición 3 INFANTIL PREESCOLAR PRIMARIA CICLO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *