Autismo: De la comprensión teórica a la intervención educativa (2ª parte)

Después de un breve parón por Semana Santa vuelvo aquí para comentaros el tercer capítulo del libro de Theo Peeters: Autismo, de la comprensión teórica a la intervención educativa. En este caso versa sobre la comunicación y como hice con el anterior voy a destacar en las siguientes líneas las cuestiones que más interesantes me han parecido o que más han llamado mi atención.

El primer aspecto sobre el que reflexiono es el uso funcional de las ecolalias como forma de comunicarse. Habitualmente tendemos a pensar que las ecolalias son meras repeticiones sin sentido, pero en el libro hacen mucho hincapié en que muchas ecolalias sí tienen un significado aunque en ocasiones no lo veamos claro. Muchas veces estas ecolalias se producen por asociación a otras situaciones semejantes, de manera que el niño aprende, por ejemplo a utilizarla para evadirse de una situación desagradable y cuando se encuentre en otra situación similar puede emitir la ecolalia con la intención de abandonarla.

Todo esto me hace pensar que debemos estar mucho más atentos e incluso registrar en la medida que podamos las ecolalias en relación con las situaciones para así tener una “guía” que permita mejorar la interpretación en momentos posteriores… ¿cómo intervenir cuando esta ecolalia se repita? En mi opinión debemos darle finalidad pero ofreciendo siempre el modelo correcto a la persona y reforzando la emisión.

Otra cuestión que plantea es lo inadecuado de los sistemas de signos como medios de comunicación para una gran parte de las personas con TEA al ser demasiado abstractos. Defiende sin embargo el uso de sistemas visuales más fácilmente comprensibles por las personas con TEA y también más funcionales en el entorno al ser más entendibles por cualquier persona que no necesita un aprendizaje previo de un SAAC (de signos, por ejemplo) para comprender lo que la persona con TEA le dice mediante imágenes.

Me gusta mucho las explicaciones que ofrecen acerca de por qué es difícil el lenguaje oral para personas con TEA, siendo muy importante para desarrollarlo el tener claro que éste sirve para algo, tiene una funcionalidad… hay varios ejemplos contados por propias personas con TEA que ayudan a crearse una idea acerca de esta cuestión.

Otro tema sobre el que hace mucho hincapié es la necesidad de generar situaciones comunicativas que “obliguen” a la persona a desarrollar estrategias para comunicarse con los demás. Como ejemplo de la importancia de este hecho cuenta un chiste en el que un niño que nunca ha hablado está sentado a la mesa del desayuno y de repente dice: “No está la mermelada”. Los padres se asombran y se preguntan por qué nunca antes había hablado el niño a lo que éste responde “porque hasta ahora todo era perfecto”.

Por último comentar una idea que me ha parecido buena y de aplicación práctica y es el uso de un timbre para llamar la atención del adulto, sustituyendo de este modo a otro tipo de conductas más inadecuadas.

Saludos y hasta dentro de unos días…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies